Directrices de calidad de Google



Como consejos previos, Google aconseja seguir una serie de pasos una vez que el sitio web está listo:

  • Enviar el sitio web a través del formulario “Agregar/actualizar URL”. Esta acción no es obligatoria para lograr la indexación de un sitio por parte del buscador.
  • Realizar un archivo sitemap y enviarlo a través de las herramientas de webmasters. Google lo utiliza para conocer la estructura del sitio web e incrementar su cobertura.
Tras estos consejos previos, Google propone unas directrices de calidad que le ayudan a la hora de encontrar, rastrear, indexar y rankear sitios web, así como a definir técnicas ilícitas. Todas estas normas están definidas en las guidelines para webmasters o en la ayuda de los diferentes buscadores.



Directrices de calidad
Son consideradas las directrices más importantes, pues aquí es donde Google define algunos (no todos) de los comportamientos que considera engañosos. En estas directrices se hace referencia clara a los ya famosos spam reports, formularios para denunciar a aquellos sitios web que vulneren las directrices de calidad. Google define unos principios básicos de calidad, bajo los cuales incluye:

  • Crear páginas para usuarios, no para motores de búsqueda.
  • No utilizar técnicas de encubrimiento, mostrando un contenido al usuario y otro distinto a las arañas.
  • Evitar los trucos cuyo objetivo es mejorar en los rankings.
  • No participar en intercambios de enlaces con sitios web poco fiables.
  • No utilizar software no autorizado de envío de páginas o comprobación de rankings. En este sentido, Google no recomienda el uso de programas de envío de consultas automáticas, ya que violan sus condiciones de servicio. También cabe reseñar que Google pone a disposición de los programadores y desarrolladores de software diferentes APIs para interactuar directamente con su base de datos.
En cuanto a las directrices más específicas, Google define algunas de las técnicas que considera ilícitas:
  • Incluir texto o vínculos ocultos.
  • Técnicas de encubrimiento (cloaking)
  • Re direccionamientos sospechosos.
  • Consultas automatizadas.
  • Páginas con palabras irrelevantes.
  • Páginas de comportamiento malicioso (phishing, software malicioso).
  • Contenido duplicado.
  • Páginas puerta.
Por último, Google aconseja proporcionar un contenido único y relevante como razón fundamental para visitar un sitio web e indica como solicitar una revisión de re inclusión de un sitio web. En definitiva, mediante estos consejos, Google pretende minimizar comportamientos aprovechados, citando aquellas técnicas que considera ilícitas y proponiendo indicaciones sobre normas básicas de diseño, de contenido, de carácter técnico y de calidad que huyan de la mala praxis, sugiriendo al utilización de sus herramientas especializadas para webmasters.

Si te interesa sacar el máximo provecho a Google Chrome click aquí

Comentarios